¿Cuáles son las ventajas del outsourcing de aplicaciones?

Escrito por Oriol Sanchez en 2016-05-29T06:45:31Z

Topics: Full-Stack Development , Cloud-Native Applications


Un proveedor estratégico de servicios de outsourcing de aplicaciones no solamente tiene que ser competitivo en precio y ofrecer servicios de calidad, sino que, además, debe disponer de una plantilla estable, apostar por la formación e incorporar mecanismos de mejora continua que permitan una fuerte capacidad de evolución y anticipación a las necesidades del cliente.

Nos referimos al outsourcing cuando una empresa toma la decisión estratégica de externalizar algunos procesos de su cadena de valor que no representen el centro de su negocio a un proveedor que los pueda realizar de una forma más eficiente. Cuando la empresa también transfiere a este proveedor la responsabilidad de gestionar todos sus sistemas informáticos: data center, comunicaciones, estaciones de trabajo, desarrollo y mantenimiento de aplicaciones, business intelligence, atención al usuario, ..., se habla de outsourcing integral.

Los procesos de outsourcing deben permitir a las empresas centrarse en el core de su negocio y dejar parte o todo su departamento de IT en manos de un proveedor especializado de outsourcing que pueda aportar valor añadido en la puesta en marcha y evolución de sus proyectos. Para alcanzar este objetivo, que en un primer momento se plantea como un objetivo táctico pero que con el tiempo se convierte en estratégico, es necesario aliarse con un proveedor con una fuerte orientación al servicio y que disponga de los técnicos, las capacidades y la experiencia que garanticen de forma permanente el acceso a los conocimientos críticos y de vanguardia necesarios.

Para que entre el proveedor y la empresa se establezca una relación beneficiosa hace falta una gran implicación en la prestación del servicio por parte del proveedor, que disponga de suficiente flexibilidad ante los nuevos requerimientos que pueden aparecer y con una fuerte capacidad de evolución y anticipación a las necesidades del cliente. Si no existen estos elementos de relación de confianza, el outsourcing no se sostendrá de forma exitosa, sobre todo porque a menudo estas relaciones comportan acuerdos complejos que pueden incluir transferencia de activos, actuaciones múltiples en distintas ubicaciones, incorporación de profesionales, etc. 

Outsourcing del desarrollo y mantenimiento de aplicaciones

Muchas empresas se plantean la incorporación y la utilización de servicios de outsourcing de forma gradual. La externalización de una parte o de la totalidad de su desarrollo y/o mantenimiento de aplicaciones es una buena forma de empezar.

Los servicios de desarrollo y mantenimiento de aplicaciones se basan en dos ejes principales:

  • Los servicios tecnológicos bajo demanda, que el cliente encarga expresamente y que se ejecutan de forma puntual.
  • Los servicios tecnológicos recurrentes, que se ejecutan de forma continuada con el fin de garantizar la disponibilidad y el correcto funcionamiento y uso de las aplicaciones y que entendemos como el mantenimiento del día a día.

Outsourcing de Aplicaciones y Mantenimiento - On-Going Technology Services

Entre los servicios tecnológicos bajo demanda destacan:

  • El desarrollo de las aplicaciones y frameworks.
  • El mantenimiento y evolución de estas aplicaciones en distintos aspectos:
    • el evolutivo (modificaciones para mejorar el programa),
    • el adaptativo normativo (adaptación a la normativa) y
    • la actualización tecnológica para evitar la obsolescencia del producto.

Además, a menudo se ofrecen servicios de asesoría técnica y/o funcional que permitan enfocar bien un proyecto o hacer una estimación de esfuerzos y servicios de apoyo extraordinarios ante posibles situaciones críticas.

Los servicios tecnológicos recurrentes garantizan la disponibilidad y el correcto funcionamiento diario de las aplicaciones

Otra parte importante en la oferta de desarrollo y mantenimiento de aplicaciones son los  servicios tecnológicos recurrentes, que garantizan la disponibilidad y el correcto funcionamiento diario de las aplicaciones.

  • Estos servicios comprenden una amplia oferta en mantenimiento y en corrección de las incidencias de los sistemas de información, desde errores de software y datos hasta actuaciones incorrectas de los usuarios, además de disfunciones, actualizaciones de seguridad o tareas de mantenimiento preventivo.
  • Dentro de los servicios recurrentes se ofrecen también servicios de soporte técnico a los usuarios de perfil más técnico y de soporte funcional a los usuarios responsables, como pueden ser el apoyo y resolución de dudas, o la participación activa en el servicio de atención a usuarios del cliente, ya sea tanto para formar el personal como para elaborar documentación y acciones formativas.
  • Sea cual sea el proyecto, la prestación de estos servicios contempla siempre unas fases con objetivos claramente diferenciados. Estas fases están lideradas por un coordinador del servicio que está en contacto directo con los interlocutores del cliente, asegurando que los servicios ayuden a conseguir sus objetivos de negocio:
    1. Fase de transición y captura del conocimiento (necesaria en el caso de que el proveedor deba encargarse de los servicios tecnológicos recurrentes de aplicaciones existentes). El objetivo de esta fase es conseguir el conocimiento funcional y técnico del sistema actual.
    2. Fase de servicio regular. El objetivo de esta fase es ofrecer el servicio y garantizar los niveles establecidos.
    3. Fase de devolución. El objetivo de esta fase es devolver el servicio al cliente o bien al nuevo adjudicatario.

Outsourcing de Aplicaciones y Mantenimiento - Regular service phase

 

Beneficios del outsourcing de aplicaciones

Tras múltiples experiencias satisfactorias y casos de éxito del servicio de desarrollo y mantenimiento de aplicaciones, identificamos cuáles son las ventajas del outsourcing:

  • Aumento de la competitividad. Con la liberación de recursos para dedicarlos a actividades más estratégicas se consigue una mejor calidad global del servicio.
  • Incremento de la productividad. Racionalizando los costes de mantenimiento que se transforman en un coste variable en función de las necesidades del negocio.
  • Mejora de la calidad del servicio.  Definiendo acuerdos de nivel de servicio (ANS) claros y mejorando la eficacia en la gestión diaria.
  • Gestión y garantía del know-how por medio de un equipo formado, estable y sin rotaciones de técnicos, que permita la continuidad del conocimiento de las aplicaciones implicadas.
  • Dimensionamiento adecuado y flexible. Externalizar el mantenimiento de las aplicaciones permite absorber con mayor facilidad las puntas de trabajo y poder disponer de perfiles muy heterogéneos (expertos en alguna tecnología con dedicación muy puntual).
  • Apoyo y soporte a la evolución de los sistemas a través de los centros de competencias, tanto tecnológicos como funcionales, aportando en cada caso una visión complementaria a la que pueda tener el cliente (soporte tecnológico, revisión de procedimientos, aportaciones estratégicas, ...).

Nos posicionamos, desde la creación de la aplicación hasta las tareas de soporte a usuarios, como un proveedor estratégico y de confianza para nuestros clientes en servicios de outsourcing del desarrollo y mantenimiento de aplicaciones, con una oferta tan exhaustiva como flexible que permite combinaciones a medida del cliente.