¿Por qué no aplican DevOps las organizaciones IT?

Escrito por Jose Luis Montero en 2016-05-03T10:01:14Z

Topics: DevOps & Automation


Para entender por qué suceden las cosas y cómo mejorarlas siempre es un buen ejercicio analizar la problemática desde diferentes puntos de vista con el fin de aportar soluciones eficaces. Vamos a tratar de identificar cuáles son los motivos que pueden desalentar la voluntad de implantar DevOps en una organización IT, así como 7 recomendaciones que nos ayudarán a orientarnos al inicio, facilitándonos esta tarea.

Si nos ponemos en el lugar de un CIO, un responsable de un departamento de informática de una mediana o gran organización, que escucha por un lado a sus equipos de desarrollo, que le proponen cómo acelerar los despliegues conteniendo los errores, y por otro lado a su equipo de explotación, que tiene como objetivo maximizar la estabilidad en los servicios, seguramente su instinto le impulsa a pensar que seguir buenas prácticas de DevOps sería una buena opción para ambas áreas de gestión. Pero mientras que su “corazoncito” le está empujando hacia implantar esta solución, también se pregunta cómo hacerlo.

Desde nuestra experiencia en este ámbito podemos afirmar que, en líneas generales, la realidad es que las organizaciones IT y los CIOs toman decisiones lentas cuando deben adoptar DevOps. Quizás sea porque DevOps es un concepto algo abstracto que cuesta incluso definir, como ya veíamos en nuestro artículo ¿Qué es DevOps?. Algunos recordaréis que sucedió algo similar con la virtualización hace pocos años, por citar otro ejemplo del pasado.

Las organizaciones IT y los CIOs toman decisiones lentas cuando deben adoptar DevOps

Una posible explicación a esta barrera psicológica de los CIOs respecto a DevOps puede ser que no acaban de encontrarle una propuesta de valor inmediata o que están pensando más en sus “legacy systems”, es decir, en sus aplicaciones de siempre y en la deuda técnica que arrastran, o en proyectos de Big Data, o en plataformas abiertas, o en nuevos servicios de IaaS o PaaS, o incluso en el Shadow IT y en las nuevas tecnologías emergentes. DevOps no se encuentra entre sus prioridades.

Quizás algunos ya estén comenzando a pensar en metodologías ágiles para responder al tan reclamado alineamiento entre negocio e IT, aunque para casi todos, DevOps es un tema distante, al menos hasta tener una estrategia lo suficientemente clara de uso de servicios en cloud.

En cualquier caso, abandonar la idea de implantar DevOps no es una buena idea, en nuestra opinión. Se estaría renunciando a una serie de beneficios que tarde o temprano se requerirán al necesitar un despliegue ágil de aplicaciones, con eficacia y sin errores, lo cual acabará pasando. Por este motivo, queremos ofrecer unos consejos que faciliten este proceso.

 

7 recomendaciones para orientarnos en la implantación de DevOps

Aplicar DevOps en un departamento IT es un proceso que requiere cierto tiempo y en el que debemos tener en cuenta la búsqueda de diferentes opiniones e incluso investigar cómo lo hacen otros con el objetivo de poner en marcha un proyecto piloto.

Con el propósito de ampliar el campo experimental de los CIOs con DevOps, a continuación recomendamos 7 puntos que pueden servir de orientación inicial para su desarrollo en los departamentos IT:

  1. Es conveniente documentarse, buscar casos de uso, ejemplos de aplicación en otras organizaciones y saber qué herramientas lo pueden hacer posible.
  2. Asistir a alguna presentación y seguir durante un tiempo algún foro o blog.
  3. Identificar una primera necesidad en nuestra empresa, a ser posible en un nuevo proyecto para no arrastrar deudas pendientes. Probar entonces una herramienta en un caso concreto.
  4. Además de ser una cuestión técnica también es fundamental el factor humano. Por este motivo, es esencial trabajar internamente la gestión del cambio cultural para aclarar dudas y superar miedos a posibles riesgos.
  5. Identificar personas de la organización que actúen de referente y crear un grupo de trabajo interno con gente de Dev y de Ops.
  6. Opcionalmente, buscar un experto ajeno a la organización e imparcial a cualquier fabricante soft pero que tenga un Know-how “tecnológicamente neutro” que facilite el camino para arrancar.
  7. Comenzar a usar estos principios con nuestros proveedores para poder reclamar agilidad y compromiso. 

Implantar DevOps en una organización IT puede parecer una tarea confusa y complicada al principio, pero con los conocimientos y soporte adecuados, y escogiendo bien los primeros pasos, esta percepción cambiará por completo y podremos empezar a gozar pronto de sus beneficios.